Las Tierras del Ebro, son un destino turístico emergente, lejos de las aglomeraciones de los circuitos turísticos convencionales, con un clima estable y favorable durante todo el año. Son, sin duda, un destino para disfrutar en familia y con amigos, donde la tranquilidad y la calidad premia una estancia ideal.


¿Pero, como influye esto en una productora audiovisual como Moule?
Cuando halamos del sector audiovisual o cinematográfico, automáticamente pensamos en grandes ciudades, donde los contactos, las oportunidades y los recursos son altamente “favorables”. Pero, no todos los aspectos son tan bonitos como parecen.


Vivimos en la era tecnológica más avanzada de todos los tiempos, donde todo es instantáneo, sin importar el destino. Si hablamos de términos logísticos, gracias a grandes herramientas digitales que garantizan un servicio rápido y seguro, en las que existe una solución detrás de cualquier necesidad.
Hoy en día, trabajar en grandes ciudades, puede llegar a reducir la productividad. El movimiento, el estrés, o los millones de estímulos diarios, reducen una de las herramientas más importantes de nuestro sector, conocida como LA INTUICIÓN.

Rodaje del videoclip Vertigo de U2



Trabajar en las Tierras del Ebro, nos ofrece la oportunidad de trabajar, estudiar y decidir de una manera neutra y relajada. Integrados en la naturaleza, y expertos en nuestra tierra, somos grandes conocedores del amplio abanico que nos ofrece este entorno. Las Tierras del Ebro son un perfecto set de rodaje donde, en un radio de pocos kilómetros, disponemos desde altas montañas, desiertos, playas infinitas, llanuras y una fauna que hacen de este lugar, un paraje inigualable para cualquier propuesta audiovisual. Por este motivo, muchos de estos paisajes han sido testimonios de grandes producciones internacionales.

Escena de la película Sahara en el Delta del Ebro



Es un legado histórico y arquitectónico singular y único. La diversidad cultural se refleja en la variedad de propuestas existentes, tales como pinturas rupestres de Ulldecona, declaradas Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, el conjunto monumental de la ciudad de Tortosa, los diversos espacios de la Batalla del Ebro, las bodegas cooperativas de Gandesa y Pinell de Brai o el Centro Picasso en Horta de Sant Joan.

Ubicados a menos de 200km de distancia de grandes ciudades como Barcelona, Valencia o Zaragoza, favorece un contacto rápido entre diferentes departamentos o medios.

En pocas palabras, tener una productora audiovisual a las Tierras del Ebro, es disponer del set más completo de nuestro país.

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Leer más.