La iluminación es uno de los aspectos más cruciales en la fotografía de producto. Una buena iluminación puede transformar un producto ordinario en algo espectacular, resaltando sus mejores características y haciendo que destaque en el mercado. En esta guía, te explicamos cómo iluminar un set de fotografía de producto de manera profesional.


¿Por qué es importante la iluminación en la fotografía de producto?

La iluminación adecuada puede: resaltar detalles importantes del producto, crear una atmósfera que transmita la esencia de la marca, eliminar sombras y reflejos no deseados, proporcionando una imagen limpia y atractiva, mejorar la calidad de las fotos, lo cual es esencial para el marketing y las ventas.

Tipos de iluminación

Luz Natural

La luz natural es una excelente opción para productos que se benefician de una apariencia suave y realista. Es ideal para productos como alimentos, moda o artículos artesanales. Este tipo de iluminación tiene varias ventajas: es gratuita y accesible, además de producir sombras suaves y naturales. Las desventajas ligadas a este tipo de iluminación es que, dependiendo del clima y la hora del día, tendremos más intensidad de luz o menos, un tono general más cálido o más helado y unas sombras u otras dependiendo de la posición del sol y del lugar donde se instale el set de fotografía. Por ejemplo, en este tipo de iluminación es aconsejable trabajar todo el material el mismo día y más a menos a la misma hora para después no tener que pasar muchas horas en postproducción con los retoques.

Luz Artificial

La luz artificial permite un control total sobre la iluminación y es perfecta para lograr resultados consistentes y profesionales. Existen varios tipos de luces artificiales: Luces continuas: Estas proporcionan una fuente constante de luz, permitiendo ver los efectos en tiempo real. Son ideales para principiantes. Luces estroboscópicas (Flash): Ofrecen una luz potente y controlada, siendo preferidas por profesionales.

Pasos para Configurar la Iluminación

  1. Preparar el Set:
    • Coloca el fondo adecuado. Elige colores que complementen el producto.
    • Sitúa el producto en una posición central.
  2. Configurar la luz principal (Key Light):
    • Coloca la luz principal a unos 45 grados del producto. Esta luz es la fuente principal de iluminación.
    • Utiliza un softbox para suavizar la luz y evitar sombras duras.
  3. Añadir luz de relleno (Fill Light):
    • Coloca una segunda luz o un reflector en el lado opuesto de la luz principal, también a 45 grados.
    • Esta luz debe ser menos intensa que la luz principal para rellenar las sombras sin eliminarlas por completo.
  4. Usar luz de fondo (Back Light):
    • Añade una luz detrás del producto, apuntando hacia el fondo para separarlo y añadir profundidad.
    • Esta técnica es especialmente útil para productos transparentes o reflectantes.
  5. Ajustar la intensidad y la dirección:
    • Experimenta con la posición y la intensidad de las luces.
    • Utiliza difusores y reflectores para controlar el brillo y las sombras.

fotografia de producto set interior

Consejos Adicionales para una Iluminación Perfecta

Prueba diferentes ángulos de luz para encontrar el mejor aspecto del producto y experimenta con tu parte más creativa. Utiliza trípodes para mantener las luces y la cámara estables. Ajusta la temperatura de color de las luces para asegurar que los colores del producto sean precisos. Realiza pruebas y ajusta la configuración según sea necesario.

Si te ha gustado nuestra guía rápida de iluminación ¡sigue nuestro blog para más contenido como éste!

www.themoule.com

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Leer más.