Se acerca el Día de la Madre y toca pensar en qué detalle especial le vamos a hacer este año.

No solo para agradecerle ese caldo rico que tiene siempre en la nevera, como dice Riggoberta Bandini en su “Ay mamá”, sino también por todas esas veces que le tocó aguantarnos aun sin tener ni pizca de ganas.

Por agradecer a nuestras madres todo lo que han hecho y hacen cada día por sus hij@s. Porque ¡madre solo hay una!

Esta entrada la dedicamos a es@s que aún tienen dudas sobre qué es mejor regalar el Día de la Madre: algo práctico y que les sirva o algo que realmente les haga ilusión. No entraremos en debate sobre qué es mejor, pero sí que os dejaremos algunas ideas para que tengáis una pista de como abordar la situación.

Esperamos que nuestro esfuerzo te sirva de algo. ¡No lo dejes todo al último momento!

¡Y que vivan las madres que nos parieron!

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Leer más.