Son múltiples los proyectos que entregamos con clientes satisfechos y de los cuales obtenemos un feedback sorprendente en redes. Pero… ¿porqué le gusta tanto nuestro trabajo a los amantes de redes sociales como Instagram?


La clave no está ni en la marca de nuestro teléfono móvil, ni en la búsqueda del mejor ángulo de captación de imágen sinó en la corrección de color.

La corrección de color es un proceso esencial en la postproducción audiovisual que consiste en ajustar y equilibrar los colores de un material visual, como una película, un video, una fotografía o incluso una animación. Su objetivo es mejorar la apariencia general de la imagen, logrando una representación más precisa y estéticamente agradable de la escena. ¿Porqué la mayoria de turistas se decepcionan cuando se dan cuenta que sus fotos no les quedan igual que en Pinterest? La respuesta: corrección de color.

Esta técnica se utiliza para corregir problemas de color que pueden surgir durante la grabación o toma de fotos, como: una iluminación deficiente, balances de blancos incorrectos o variaciones de color entre diferentes tomas. También puede emplearse con fines creativos, para establecer un tono específico o una atmósfera particular, por ejemplo, otorgando a una secuencia un aspecto cálido y acogedor o frío y distante.

Para llevar a cabo la corrección de color se utilizan programas de edición de video y software especializado. Es por eso que no todo el mundo puede colgar los mejores reels ni fotografías pero, ¡siempre estás a tiempo de aprender!

Los pasos típicos de este proceso incluyen: ajustar la exposición, el contraste, la saturación y la temperatura de color. Se pueden utilizar curvas y ruedas de color para afinar las sombras, los medios tonos y los resaltes, logrando así el equilibrio deseado. Además, es posible corregir problemas puntuales, como eliminar un tinte no deseado o realzar colores específicos.

Si deseas realizar corrección de color por tu cuenta, puedes aprender a usar herramientas como Adobe Premiere Pro, DaVinci Resolve o Final Cut Pro, que ofrecen opciones avanzadas de corrección de color en vídeo. Sin embargo, ten en cuenta que se trata de una habilidad que requiere práctica y conocimiento técnico. Para obtener resultados profesionales, puede ser útil estudiar tutoriales y guías específicas, o considerar la posibilidad de trabajar con un especialista en corrección de color.

Visita nuestra página web https://www.themoule.com

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Leer más.